EN CASA TAMBIÉN NECESITAMOS USAR BLOQUEADOR SOLAR

¿Sabías que la luz de los computadores y dispositivos electrónicos también afecta a nuestra piel? Cuando estamos trabajando frente a nuestra computadora o simplemente interactuando en Internet, o viendo la última serie de Netflix, estamos expuestos a dispositivos electrónicos que emiten una luz conocida como luz azul o luz visible. Esta luz se vuelve tan dañina como los rayos del sol y pueden aparecer signos de envejecimiento prematuro, imperfecciones, arrugas y / o líneas de expresión.

Además, los rayos del sol que entran por la ventana también pueden ser dañinos para la piel, ya que los rayos UVA no son bloqueados por las ventanas, por lo que estar cerca de una durante mucho tiempo puede causar los mismos efectos en la piel que si se estuviera afuera. Por otro lado, los vidrios si bloquean los rayos UVB, que son los responsables de quemar o broncear la piel, por lo que no tendrás que preocuparte por las quemaduras o el bronceado en casa.
Los signos y síntomas de las quemaduras por el sol pueden incluir:

  • Enrojecimiento en el tono de piel
  • Piel caliente al tacto
  • Dolor y sensibilidad
  • Hinchazón
  • Ampollas pequeñas llenas de líquido que pueden romperse
  • Dolor de cabeza, fiebre, náuseas y fatiga, si la quemadura por el sol es grave
  • Dolor en los ojos o sensación como si tuviera arenilla

Cualquier parte del cuerpo que esté expuesta (entre ellas, los lóbulos auriculares, el cuero cabelludo y los labios) puede quemarse. Incluso las zonas cubiertas pueden quemarse si, por ejemplo, la trama de la ropa es abierta y permite que la atraviese la luz ultravioleta.
Es por esto que muchos dermatólogos recomiendan usar protector solar en casa. Recuerde que el protector solar, como todos los productos para el cuidado de la piel, se absorbe después de cierto tiempo, por lo que es importante volver a aplicarlo tanto por dentro como por fuera. Se recomienda aplicar cada 3 o 4 horas, dependiendo de la actividad que se esté realizando, si hace mucho calor, si el rostro está sudoroso, etc.